Oración poderosa a Jesús para pedir salud

Querido Padre Dios, amado y todopoderoso, al iniciar esta oración en esta hora quiero agradecerte tu presencia en mi vida, tu Santo Espíritu en mi corazón.

Gracias Padre Celestial por en esta mañana darme las fuerzas para iniciar, para seguir en pie, caminando por tu camino, seguiré esa luz, donde están las sendas de justicia, libertad y amor eterno.

Perdona mis pecados Dios mío y ten misericordia conmigo.

Tengo fe en ti Padre y en tus promesas.

Tengo fe en tu amado hijo Jesús, y por ello hoy, con toda mi fe y amor por ti, me arrodillo ante tu altar y suplico salud en mi vida, salud para mi cuerpo, salud para mi mente;

Ayúdame a vivir en tu paz, alegría y gozo Padre, para poder tener una vida espiritual buena, prosperidad y con una buena salud.

En esta mañana querido Jesús, tu que entregaste tu vida por amor a nosotros, tu que eres un ser todo bondadoso suplico me des libertad, líbrame de esas enfermedades que me hacen sufrir y padecer.

Ayúdame a mantener mi fe, y a que cada día mi fe pueda aumentar más y más.

Tu misericordioso, santo y poderoso Jesús, Señor y Pastor mío, ayúdame así como has obrado en la vida de otros creyentes, hermanos míos;

Tengo fe Señor, en que tu todo lo puedes, abro las puertas de mi corazón y recibo tu bendición con un agradecimiento infinito, te amo, alabo y bendigo Señor mío.

Tengo fe en que tú, Jesús, levantas al paralitico, haces ver al ciego y resucitas al muerto.

Tu puedes eliminar de mi cuerpo cualquier tipo de enfermedad.

TE INTERESA  Oración de protección a San Miguel Arcángel para los hijos

Hazme sano, tú tienes el poder en tu palabra y yo tengo fe en tu poderosa, misericordiosa y generosa palabra de bendición, para prosperar y ser saludables.

Oh Señor Jesús de mi vida. Te amo, hoy haré todas las cosas acordes a tu Santa voluntad, te tendré presente en mis pensamientos, acciones, decisiones… En mi alma y corazón, hoy mañana y por los siglos de los siglos.

No haré mal a nadie, no ofenderé al prójimo, no tendré pensamientos indebidos y mis palabras solo serán amables, bondadosas, de amor, paz, alegría y gozo. De bendición para mi vida, la de mi familia y amigos.

Dios bendiga a todos mis queridos hermanos.

Seré generoso espiritualmente conmigo y con los demás.

Porque se que el que habita al abrigo del Altísimo moraré bajo la sobra del omnipotente.

Tengo claro en mi vida que el bien y la misericordia me acompañaran cada día de mi vida, y en la casa de Dios, morare por largos días.

Tu mi Dios, omnipotente y omnipresente, ilumíname, protégeme, guíame, y cúrame.

Envía a tus ángeles para que me rodeen y cúbreme con la santa y toda poderosa sangre de nuestro Señor Jesucristo, de la cabeza a los pies y de los pies a la cabeza.

Úngeme con aceite, sé que me brindas prosperidad, te lo agradezco, mi copa está rebozando, tengo el pan de cada día y no me falta nada junto a tu lado.

Solo te necesito a ti Padre, al Hijo y al Espíritu Santo porque creo y confió firmemente en que siempre me escuchas y estás ahí para ayudarme, fortalecerme y ampararme.

Sana las heridas de mi corazón, para que pueda sentirme bien.

TE INTERESA  Oración milagrosa para pedir la sanación de un enfermo

Te suplico a ti, mi padre amado y celestial.

Tu eres mi Padre, y yo soy tu hijo. En esta hora declaro que por el poder de la palabra mi cuerpo es sano por gracia divina de Dios Padre, misericordia de mi Señor Jesucristo e intercesión y consuelo del Espíritu Santo.

¡Amén!