Oración / Petición de Salud a Dios – Sanación

Cada palabra que digas, dila con fe, cree en Dios, su amor, su misericordia y confía en sus promesas. Él es nuestra esperanza y camino.

Oración de agradecimiento a Dios por su bondad, misericordia, generosidad y amor hacia nosotros. Y todo esto sobre una gran fe que pondremos al orar desde lo mas profundo y sincero de nuestro corazón para recibir nuestra petición de un MILAGRO DE SANACIÓN:

Hoy, en esta hora Dios, vengo a tu altar, humildemente, con toda mi sinceridad, me arrodillo ante ti, alzo mis manos al cielo, y creo poderosamente en tu palabra y tu misericordia…

Tengo fe en ti mi Dios, sé que me escuchas…

Te hablo desde lo más profundo y dulce de mi corazón.

Vengo a comentarte mi necesidad, por favor Dios mío, te ruego y te suplico, alzo mis manos ante ti y te alabo, porque eres grande y mereces todo el respeto y amor que podamos darte, te pido un MILAGRO DE SANACIÓN en mi vida Dios Santo, saca de mi vida esta enfermedad, dame salud, dame vida, dame bienestar, alegría y gozo Padre Amado.

Eres lo más maravillosos que existe, sé que tu voluntad quiere cosas buenas en mi vida…

Dios restaura en mí, mis órganos; elimina de mi cuerpo este dolor; Tu misericordia Padre Amado nos dio la capacidad de que nuestra palabra sea poderosa…

Así que en esta hora, por el poder que Dios me ha concedido, con fe en la palabra en su palabra, elimino de mi cuerpo todo dolor, enfermedad, malestar queda fuera de mi vida, toda atadura, el día de hoy soy libre por Cristo Jesús;

En el nombre de Jehová en este momento declaro mi cuerpo sano.

¡Gracias nuestro Señor Altísimo y Celestial, Jesús de Nazaret!

TE INTERESA  Oración poderosa a Jesús para pedir salud

Porque Dios tu eres el todopoderoso, nuestro padre omnipresente y omnipotente. Creo en su palabra, creo en su hijo, en nuestro amado Jesús que entrego su vida por nosotros, para que tú y yo fuéramos reconciliados mi Dios.

Mantengo presente en mi vida y creo a cada instante en tu promesa; Tu palabra Padre nos dice que -todo lo que sea pedido al Padre en nombre del Hijo desde lo más profundo de nuestro corazón nos será concedido-. Y yo tengo fe en ti y en tu santa y poderosa palabra.

Mi alma, mi corazón, Espíritu Santo ven y ayúdame a encontrar el camino para orar y adorar al Altísimo. Y a nuestro Padre Celestial. Gracias Padre, hijo y Espíritu Santo. ¡Amén!

Dios Celestial y Todopoderoso es nuestro Padre Amado, todos somos sus hijos, siempre nos tiene en cuenta, agreguemos a Dios en nuestra vida con una oración sincera cada día, en agradecimiento, y por supuesto que pese a las necesidades podemos pedir, porque el nunca nos desampara, siempre nos mantiene en pie, protegidos por su manto.

Abre tu corazón y el permanecerá en tu vida, para sanarte y cuidarte eternamente…

Pongo mi vida en tus manos Dios Santo. Confió en que tú no me dejas caer, tus manos me protegen, me resguardas en tus alas, y me guías por el camino correcto, tu gracia es bendita Dios mío, tú me levantas, me das las fuerzas para seguir luchando por un camino de justicia. Gracias por tu misericordia.

¡Alabada sea tu presencia! ¡Adorado seas tú mi Dios!

Guíame por tus sendas de justicia hacia ser una mejor persona, un mejor hermano, un mejor hijo de Dios. Trae cosas positivas a mi vida Padre Celestial, salud, una vida sin enfermedades, ni dolores; protege a mi familia, cúbrenos con tu santa y poderosa sangre de Cristo de la cabeza a los pies, y de los pies a la cabeza. Úngenos con aceite, te pido éxito: Espiritual, Prosperidad, Salud, y Bienestar; ayúdame a progresar en todas mis facetas como persona.

TE INTERESA  Oración de sanación para la salud física y mental

Te alabo, adoro, respeto y bendigo Dios y padre nuestro que estas en los cielos, te agradezco escuches mi petición, creo en ti, en tu palabra, tu misericordia y en tu hijo, nuestro señor y salvador Jesús.

¡Amen!

¡Veras su lealtad y bondad de nuestro Padre Celestial!

Dios en su palabra nos dice que si pedimos de todo corazón, con toda nuestra fe, él, nuestro padre celestial amado y todopoderoso nos concederá las peticiones más profundas de nuestro corazón, nos regala, nos brinda nuestros mayores deseos… esta salud que tanto le pedimos para estar en paz, alegría y gozo.

Hermano mío, el día de hoy te bendigo en el poderoso nombre de Jesús de Nazaret y de nuestro Padre Omnipotente y Omnipresente, Dios Santo y Bendito.

Oremos en voz alta, porque la palabra es poderosa, Dios quiere escucharnos, quiere saber lo que pedimos, lo que necesitamos, y lo que le agradecemos; Démosle este espació a Dios, dediquémosle un rato de nuestras mañanas y nuestras noches, esta oración es poderosa y hará efecto en cuento más veces la repitas DE INICIO A FIN, con toda tu fe. No pienses cuanto tiempo vas a perder, sino cuento tiempo estas invirtiendo en tu relación con Dios, para abrirle las puertas de tu corazón y que pueda entrar a tu vida y obrar buenamente en ella.

Repítela mínimo dos veces al día, en la mañana una y en la noche otra vez COMPLETA.

ORA CON TODA TU FE, en la palabra de Dios y en que crees en su presencia, amor, promesas y poder.