Oración para SALIR de DEUDAS RAPIDO y URGENTE

Padre Amado, Mi Dios Todopoderoso, se que tu me brindas fuerzas para seguir con la cabeza en alto en estos momentos tan difíciles por lo que estoy pasando, pese a esta situación de dificultad económica vengo hoy, a tu altar, de rodillas, y con las manos levantadas hacia el cielo a pedirte tu amparo protección y te entrego todo aquello que me agobia y estresa, porque se que me ayudas Padre, tu ayudas a los débiles y cansados. Yo estoy agotado mi Dios, he estado luchando para salir de mis deudas…

Hoy vengo con toda mi fe, en ti, y en tu santa y todopoderosa palabra.

Te pido en nombre de Jesús que perdones mis pecados y me hagas libre, quiero soltarme, dejar atrás todas estas cadenas que me atan, los problemas y los malos caminos que he tomado, todo eso dejare en el pasado, para seguir caminando pero de tu mano, por tus sendas, bajo tu protección y con tu Santo Espíritu en mi corazón para ser de manera correcta hijo de Dios, sentirme dignamente tu hijo Padre. Te amo alabo y bendigo y confió en que me ayudaras a salir de mis deudas, mi economía se estabilizara y aumentara, me acerco a la prosperidad porque tú me extiendes tu mano, me levantas del suelo y sigo caminando por ese camino que me estas iluminando, ese camino que tiene grandes planes para mí, tú quieres el bien para mi y para mi familia Padre, yo confió en ti y en tu amo eterno, tu eres misericordioso y tu gracia y poder obra hoy dentro de mí.

TE INTERESA  Oración para que me aprueben visa a Estados Unidos.

Por el poder de la palabra cubro con la santa y poderosa sangre de Jesús de Nazaret, todo mi cuerpo, de la cabeza a los pies y de los pies a la cabeza.

Unges mi cabeza con aceite y mi copa está rebozando.

Hoy seré testimonio del amor infinito que mi Padre Dios tiene con nosotros, tengo fe Padre.

Declaro en nombre de Jesús que en este momento soy libre de toda deuda y problema económico.

Ayúdame a no caer en la tentación Padre.

Todo lo bueno que ocurra en mi vida sabré que es por obra y misericordia del Altísimo, porque sé que iré por el camino de los justos.

Tu me amparas Padre, tu sombra me cubre, tus ángeles me rodean y envías bendición sobre mi hogar. Gracias te doy Dios mío, porque tu no me abandonas en ningún momento y siempre escuchas mis oraciones, se que no tardare en escuchar tu respuesta en mi vida, tocaras las puertas de mi corazón, te abriré y seré libre Dios mío. Mi petición será concedida. Tengo fe, confió. Porque en La Santa Biblia dice que las peticiones más profundas de nuestro corazón nos serán concedidas si pedimos al Padre en Nombre del Hijo.

Hoy, mañana y siempre mi Dios te tendré presente en mis pensamientos, acciones, decisiones y por supuesto en todas mis oraciones.

Ciertamente el bien y la misericordia me acompañaran cada día de mi vida y en la casa del Señor morare por largo días.

Gracias al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Amén.