Oración para que todo salga bien en mi trabajo

Padre Dios esta mañana me levanto agradecido, con tu aire yo respiro, gracias por esta nueva bella mañana y por este día más de vida.

Quiero iniciar este día acompañado de tu sombra, tomado de tu mano.

Por que se y confió en tu palabra, misericordia y poder.

Mi día saldrá bien en el trabajo, será maravilloso; dejo todo en tus manos mi Dios.

Se que tienes planes grandiosos para mí, seguiré el destino que tienes para mí, porque solo puede ser de bien; para mi vida y la de mi familia.

Inicio este día con la certeza de tu presencia en cada instante, en mi corazón y pensamientos, y se que tu Santo Espíritu no me deja caer en la tentación ni tropezar en piedra, me levantas y me impulsas, me das el aliento, animo y amparo que necesito para que todo salga bien en mi trabajo.

Te suplico humildemente de rodillas, Padre Celestial Todopoderoso que me acompañes, guíes por caminos de justicia y obres en mi vida muchas bendiciones, de prosperidad, salud, economía, amor y en mi familia.

Tengo una profunda y ciega fe en que el día de hoy seré testigo de verte obrar con tu gracia, misericordia y amor eterno, tu poder sobre mí, tus bendiciones y milagros.

En esta hora te alabo, exalto y bendigo Padre Amado, porque pongo un pie fuera de mi casa y sigo caminando por las dificultades, batallas y luchas de tu mano, junto a tu presencia, con la certeza de que el Espíritu Santo va dentro de mi corazón.

TE INTERESA  Oración San Miguel Arcángel trabajo y protección.

Tu Santa sangre me cubre de la cabeza a los pies y de los pies a la cabeza, unges a mi familia y a mí con aceite, me infundes aliento y quitas mis miedos, tus ángeles nos rodean.

Tendré un excelente día en el trabajo, todo saldrá acorde a tu voluntad, y si algo falla, por alguna mala acción que haya cometido o culpa de otros, seguiré confiando en ti con mayor fe, porque eres el único ser que me ama eternamente y con gran generosidad, gracias por tu bondad Dios.

Te amo, adoro y alabo, tu eres mi padre, yo soy tu hijo, Soy hijo de Dios.

Ayúdame a cumplir mis acciones acordes a tu voluntad, a ser bueno con el prójimo, con todos mis hermanos…

No desear mal a nadie, que de mi boca solo salgan palabras de amor, bondadosas, de bendición y con muchísima fe en ti mi Dios.

Te amo Padre, gracias por tu tiempo, por escucharme, tengo confianza suficiente para que este día inicia maravilloso y finalice mucho mejor, lleno de luz, felicidad, gozo y paz bendita; Siempre contigo en mis pensamientos, acciones y oraciones.

Se que siempre escuchas mis oraciones.

Creo en tu promesa Padre Santo.

Seré testimonio de ello mi Dios.

Tengo fe en que muy pronto estarás tocando las puertas de mi corazón, te abriré, y obraras cosas grandes e inimaginables en mi vida, por tu grandeza te doy gracias Padre, Altísimo y Celestial.

Gracias mi Dios, Padre omnipotente y omnipresente.

¡Gracias al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo!

¡Amén!

Repite esta oración al iniciar el día, todos los días, antes de iniciar camino a tu trabajo, para que todo salga bien en tu trabajo y tengas una excelente y feliz jornada laboral.