Oración para que me aprueben visa a Estados Unidos.

En esta hora mi Dios vengo de rodillas, a tu santo altar, a suplicar una petición muy importante para mí y para mi familia.

Permíteme ser testimonio de tu grandeza, de tu amor y de tus milagros Padre.

Te pido que aprueben mi visa a Estados Unidos, necesito buscar nuevos caminos, nuevas oportunidades…

Esta en tus manos mi Dios, se que tienen grandes y buenos planes para mi futuro, se que solo quieres el bienestar para mí en mi vida, que pueda disfrutar, sentir tu gozo y paz, ser feliz, estar saludable y poder tener un trabajo y una vida prospera y con abundancia, acercarme a una vida con riqueza. Necesito esta oportunidad Dios, para trabajar legalmente en algo que me ayude a crecer como persona y que me ayude a dar a mi familia el pan de cada día, un techo, un carro, educación a mis hijos. Un hogar sano, en paz y mucha prosperidad, un hogar bendecido por nuestro Padre Celestial.

Pongo mi destino en tus manos Dios Santo, tu auxilias a los agotados y cansados, porque eres bondadoso, generoso y todo misericordioso.

Suplico con mis manos en alto que tu poder y misericordia obre sobre mí, abro las puertas de mi corazón para que entres y tu Santo Espíritu me guie, nunca me desamparas Padre, se que siempre estás conmigo, y concedes mis necesidades y las peticiones más anheladas de mi corazón.

Tu mano me levanta, para mantenerme en la lucha, sigo en pie, por el camino de los justos…

Tus ángeles me rodean, unges mi cabeza con aceite y sellas mi cuerpo de la cabeza a los pies, con la santa y poderosa sangre de nuestro Señor Jesucristo. Estoy protegido y bendecido por ti Padre Celestial.

TE INTERESA  Oración para el dinero a Jesús

Tengo fe en que tu, el Altísimo, obras en mi vida a partir de este momento, confió en que  tu gracia mi Dios, hará que mi visa a Estados Unidos sea aprobada.

Emprendo una nueva vida de tu mano Padre Amado, contigo Dios nada malo me pasará, sigo tus sendas de justicia para vivir en paz, prosperidad, alegría y gozo.

Dios me proteja a mí y a mi familia, creo en la protección y poder de Dios Todopoderoso y sé que mi día inicia bien de tu lado Padre y acabara mejor de lo que empezó manteniéndote presente en mi mente, pensamientos y corazón.

¡Amén!

Gracias mi Dios celestial y misericordioso. ¡TE AMO DIOS, con toda mi alma y corazón!