Oración del día para milagro de salud

Hoy Dios te acompaña el Espíritu Santo de Jesucristo te ha guiado a encontrar esta oración en tu vida, para que mantengas la esperanza y ores por tu estado de salud.

Oremos por la enfermedad (física o mental) que padecemos…

El Señor es mi pastor, nada me faltará. En lugares de verdes pastos me hace descansar; junto a aguas de reposo me conduce. El restaura mi alma; me guía por senderos de justicia por amor de su nombre.

Salmos 23:1-3

Se que proteges mis pasos mi señor, tu Espíritu Santo me acompaña, porque se que no nos dejaste solos en la tierra, y por ello también se que obraras en mi un MILAGRO DE SALUD; porque abro las puertas de mi corazón para que allí habites e intercedas en mi vida.

Se que eres mi Salvador, y doy gracias a ti amado, que di ste tu vida en la cruz por amor a todos nosotros, tu eres nuestro rey y por tu sangre y poder somos libres de problemas y de dolores/enfermedades.

Además, eres mi pastor, junto a ti nada me faltará, ni el alimento, el hogar, o la salud que tanto necesito.

Obra sanación en mi cuerpo y mente. Un milagro de salud para mí.

Se que como buen pastor no descuidas a ninguno de tu rebaño, por eso confió en ti, y en que me darás todo lo que necesito para vivir feliz y me llevas por tu camino de paz, donde la justicia se cumple sobre mi vida.

Mi Dios, Padre Celestial, en nombre de Jesús, te digo humildemente, desde lo más profundo de mi corazón que anhelo estar sano; cura mi dolor Padre, se que amas a todos tus hijos y yo hoy me siento lleno, pleno y orgulloso por ser tu hijo Dios Mio.

TE INTERESA  Oración a Santa Marta por el dinero y el amor.

Agradezco al Espíritu Santo por hacerme sabio en mis decisiones y llevarme por el camino correcto, alejado del mal, peligro y tentación.

Oro a ti Santísimo: Ven Espíritu Santo, apóyanos fortalécenos y protégenos. Amén

Aunque pase por el valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me infunden aliento. Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos; has ungido mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Salmos 23:4-5

En mi alma siento serenidad, y me siento confiado, con ganas de emprender.

Se que me has dado la energía y aliento para seguir en pie, luchando por mi vida; para dar la batalla contra todas las adversidades.

Nada podrá vencerme de la mano de la Santísima trinidad quien cura y libera mi enfermedad y dolor. Y me regalas un milagro de salud. ¡¡TENGO FE!!

No tengo miedos que me angustien, ni atormentan, porque tu brindas paz a mi corazón, hogar y vida. Hoy pongo mi fe ciega en ti, porque, aunque yo no te vea, te siento, y veo tus obras, y también veo que me amas, porque siento tu presencia.

Adorado y Glorioso Jesús, mi Señor, te tendré presente en mis pensamientos, acciones y decisiones.

No obrare el mal ni la ira, solo el respeto, amor y paz infundiré a los demás que me rodean.

Si alguien intenta herirme física o psicológicamente no podrá porque tu me cubres con tu manto Altísimo y voy protegido por la armadura de Dios por el poder de la palabra.

Además, yo no permitiré que la maldad invada mi corazón, porque en mi solo existe el bien y tu misericordia por ello no pondré enojo sobre ninguno de mis hermanos (el prójimo), por el contrario, con las palabras correctas y de bien hablare, y alejare esas malas influencias.

TE INTERESA  Oración a San Benito para protección

Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,
y en la casa del Señor moraré por largos días.

Salmos 23:6

Se que, si presto atención a tus consejos mi Dios, y sigo el camino que tú me iluminas Espíritu Santo, lograre la victoria.

Aunque hoy agradecido digo que tan solo con saber que te tengo en mi vida me siento un ganador.

¡Gloria al Padre al Hijo y al Espíritu Santo!

Amén.

 

Querido hermano, ora, de rodillas, sentado, con las manos en alto, o las manos juntas, con los ojos abiertos o cerrados, pero no dejes de orar, alabar, amar y agradecer a Dios, porque tu fe cada día tendrá más poder, ten fe en ello y el pondrá su amor eterno y justicia sobre ti.

¡Dios te bendiga! Amén.