Oración de la mañana para que todo salga bien hoy, tener éxito, y prosperar

Amado Padre Dios Mio hoy entrego mi corazón a ti, para que protejas mi camino, mis pasos, mi familia y mi vida.

Abro la puerta de mi corazón, te suplico Santo Espíritu de Dios. Entra en mi vida y obra en ella.

Se que tienes grandes y buenos planes para mi futuro. Bajo tu bendición estoy seguro y protegido. Se que me amparas.

Todo lo que venga de tu bondadosa y generosa gracia y misericordia es paz y alegría. Gracias por permanecer junto a mí.

Suplico por un día más que me acompañes en esta jornada y que me ayudes a no desviarme del camino correcto, de tus verdes pastos mi Señor, Pastor y Salvador Jesús.
Gracias por haberme regalado una noche tranquila y por haber podido descansar reparadoramente.

Emprendo este día confiado, con todo el ánimo y buena disposición. Ayúdame a no caer en la tentación y aleja el mal de mi vida.
Se que todo saldrá bien si te tengo en mi mente, alma y corazón. Te ruego de rodillas que seas la luz que ilumine mi camino.

Tu eres mi Padre Celestial Todopoderoso. Alabado seas mi Dios. Y exaltado sea tu hijo.

En nombre de Jesús, anhelo con todo mi corazón un día maravilloso, lleno de
momentos felices, espirituales y situaciones llenas de paz para mi mente y cuerpo.

Por el poder de la palabra tengo toda la fe de que este día tendré éxito, prosperare
económicamente, seré una mejor persona, hermano e hijo de Dios.

De mi boca solo saldrán palabras de bien.
Regalare con generosidad palabras de amor, bondad, ayuda, bendición, paz y gozo
para las personas de mi entorno y las personas que encuentre durante este
maravilloso día que me espera.

TE INTERESA  Oración milagrosa a Dios para conseguir trabajo

Dame la fuerza, salud y capacidad mental para luchar contra cualquier situación que
quiera quebrantar mi fe, atentar contra mi persona y cambiar el rumbo de mi vida.
Tu Dios Santo eres mi padre y yo soy tu hijo, lo digo con todo mi orgullo.

Me siento en paz y gozo de vivir en tu amor eterno Padre.
Eres la misericordia y amor infinito.

Gracias al Padre Omnipotente y Omnipresente que nos guarda y protege bajo sus alas
y envía a sus ángeles para que nos cuiden día y noche, y al Hijo, Nuestro Señor Jesús,
Salvador y Pastor que nos guía por sendas de justica y nos ama y al Espíritu Santo por
mantenernos de pie y ayudándonos a que nuestro pie no tropiece en piedra.

¡Glorificado y Santificado sea tu nombre Dios!
¡Te amo Padre! ¡Te amo mi Señor Jesús!
Amén.