Oración al Espíritu Santo para dormir en paz.

Buenas noches Amado Dios, quiero darte mil gracias por haberme regalado un día más de vida lleno de momentos felices y otros no tanto, pero todo es parte del camino y estoy inmensamente agradecido.

Gracias por haberme mantenido alejado del peligro, mal y tentación.

En esta oración al Espíritu Santo, en esta hora quiero pedirte a ti, Glorioso Espíritu de Dios que te mantengas a mi lado y me ayudes a dormir en paz.

Antes de dormir quiero agradecerte por este día, y aunque no haya sido el mejor sigo en pie gracias a que me has protegido y sigo luchando para ganar y salir victorioso.

No quiero que ninguno de mis miedos me atormente esta noche, quiero dormir en paz.

Confió en ti Dios, tengo fe en ti, y sé que junto a mi Padre todo lo puedo lograr.

Protege a mi hogar y familia mientras dormimos, guardamos en tu manto, de todo mal o peligro que aseche en la oscuridad, toda persona mala que quiera atentar contra mi y mi familia, aléjale por favor.

Suplico me des las fuerzas Padre Mio que estas en el cielo, para que mañana cuando otro bello día inicie, yo camine con la frente en alto y todas las ganas para seguir avanzando en mi vida, en nuestra hermosa relación espiritual, aumentando mi fe, mejorando mes finanzas, manteniendo mi hogar, familia y economía estables.

Dame paz esta noche, ruego un sueño reparador Adorado Espíritu Santo. Para mañana seguir el camino que me has iluminado, ese camino de justicia.

Gracias al Padre y al hijo, mi señor Jesucristo, Señor y Salvador. Gracias por guiarme por sendas de paz y por darme tranquilidad.

TE INTERESA  Oración a Santa Marta para protección a mi hijo / hija (s)

Creo en el poder de la palabra de Dios y tengo fe absoluta en ti, mi Padre Todopoderoso y Celestial.

Divino Espíritu Santo, cuida de mi corazón.

Santísimo, pido perdón por mis pecados, tengo cumpla de muchos de mis problemas, pero estoy aprendiendo a ser un mejor hijo tuyo, y una mejor persona.

Pido perdón si hice daño al prójimo, si herí los sentimientos de alguien o tomé una mala decisión.

No quiero afectar mis amistades, ni hacer daño a nadie que me haya encontrado en el día.

No quiero que mi familia y yo suframos por mis errores y decisiones incorrectas.

Aléjame de la tentación. Dame tu amor Espíritu Santo. Creo en ti. Todo estará bien si tengo fe absoluta.

A partir de esta noche empiezo a reflexionar y a tenerte más en cuenta, te tendré presente en mis pensamientos, corazón y alma.

Cuidare las palabras que salen de mi boca para regalar respeto. Y así demostrarte que amo tu palabra de amor eterno y respeto.

Gracias al Padre, al hijo y al Espíritu Santo.

Amén.